Desde Prodesa siempre hemos apostado por una fuerte internacionalización de nuestra marca, expandiendo nuestras fronteras y llevando soluciones de plantas de pellets por todo el mundo. Por ello, estamos especialmente orgullosos de comunicar el éxito de la puesta en marcha de nuestro último proyecto: Skeena Sawmills.

Esta es la primera planta completa de pelletizado diseñada e implementada íntegramente por Prodesa en Canadá, un caso claro de éxito que ha seguido el modelo llaves en mano. Gracias a esta nueva planta, las astillas, cortezas y demás subproductos procedentes del aserradero de Skeena se aprovechan como materia prima para la fabricación de pellets industriales que tendrán como destino los mercados internacionales de Corea y Japón.

Estas instalaciones cuentan con un secado de banda para la reducción de la humedad y con tres pelletizadoras que consiguen elevar la producción hasta las 96.000 toneladas anuales.

Además, Prodesa cuenta actualmente con más proyectos en curso en Canadá, entre los que se cuentan las instalaciones de Barrette e Irving, con lo que se consolidará su establecimiento en este mercado.